Nuestra Escuela

         Temario:
         Tradición y modernidad en justa armonía. 
         Amistad y progreso mutuo.
         Los 10 principios
         Salud, deporte y desarrollo personal.
         Expresión artística y defensa personal.
         Principios Básicos de nuestra escuela. 
         Clases de adultos.
         Clases infantiles.
TRADICIÓN Y MODERNIDAD

Tradición y modernidad en su justa armonía. Esa ha sido la filosofía de nuestra escuela. Hemos intentado no dejarnos arrastrar por las corrientes comerciales de la competición, ni la de mantenernos encorsetados en las reglas ancestrales.    Hemos potenciado el éxito personal del individuo más que el éxito efímero de un momento puntual, no en balde muchos de los componentes de nuestra escuela han desarrollado sus vidas con plenitud y armonía conduciéndola con éxito en todas sus facetas, aplicando lo aprendido al desarrollo de sus vidas.

 

AMISTAD Y PROGRESO MUTUO

Las metas de cada individuo están relacionadas y entrelazadas con las del grupo pero el destino de su camino es individual. El error es cuando al querer alcanzar su meta  individuo perjudica a las del grupo.  El progreso en el arbitraje ayuda a que el  individuo madure en la ecuanimidad en la que afrontar los acontecimientos de la vida. Fomentamos que los alumnos avanzados, hagan prácticas en la docencia para alcanzar a comprender a las personas desde una posición elevada siendo consciente de que él no es sino el reflejo en el tiempo de esas personas, después de mucho trabajo y perseverancia.

 

DESARROLLO PERSONAL 

         El autocontrol la seguridad en las posibilidades del individuo, el sacrificio hasta la extenuación colaborando con el grupo encontrando nuevos horizontes en la personalidad, conducen a la persona en plenitud por la vida convirtiéndola en la sociedad en una persona integrada y de mucha valía. Esa es en pocas palabras la filosofía de nuestra escuela.

Los diez principios de nuestra escuela para el progreso mutuo.
Estos llevan al correcto entendimiento del Arte :

 

1. Honra los principios de cortesía.

2. Ten siempre buena presencia y buen humor.

3. Conserva tres tesoros; amistad, respeto y lealtad.

4. Esfuérzate por la perfección del carácter.

5. Defiende el camino de la verdad.

6. Fomentar el espíritu de esfuerzo.

7. Guárdate contra el valor impetuoso, practica la meditación y desarrolla la energía interior.

8. Busca el equilibrio; el mundo externo es ilusorio y conociéndote a ti mismo descubrirás que eres la única medida y expresión del universo.

9. No veas oponentes, sino oportunidades de progresar.

10. cambia ritmos y técnicas para que como la propia vida, tu arte sea rico e imprevisible.

OBJETIVOS DE NUESTRA ESCUELA

 

 

         El primer objetivo fundamental debe de ser, conseguir a través de un disciplinado entrenamiento, un desarrollo integral de la personalidad, en el que solidifiquen los fundamentos morales, pilares básicos de estas artes, y que le dan su valor como método educativo.

 

 

-Conseguir en los jóvenes un desarrollo armónico, y en los adultos un mantenimiento físico, que les aporte una mejor calidad de vida.

 

 

-Conseguir dentro de las bases técnicas de la disciplina, desarrollar la mejor capacidad de autodefensa posible.

 

-Desarrollar su faceta deportiva, siempre como complementaria a los  objetivos anteriores.

VIA DE LA ARMONÍA

 

            Jigoro Kano fue el introductor del termino “Do” en las Artes Marciales, si bien su significado no era algo nuevo ni ajeno a las mismas, y  lo que hizo Kano fue solo subrayar el antiguo vinculo existente entre el guerrero y su ideal de perfeccionamiento individual, el cual estaba inmerso en  la filosofía y en la cultura oriental.* Este ideal pasaba primero por templar el carácter y el espíritu del guerrero a través de un duro y férreo entrenamiento marcial.

 

              A partir de entonces las Artes Marciales Japonesas y coreanas añaden la palabra "DO", como signo distintivo y común a la mayoría de ellas.   El "DO" nos recuerda, que ahora la técnica más que un fin en si misma, es el camino que nos lleva a la realización personal,  y que Las Artes Marciales nos brinda la oportunidad de ejercitarnos y desarrollar tanto nuestras cualidades físicas,  mentales, como espirituales. El "DO" nos dice que el camino correcto esta mas allá de la victoria o la derrota, y que este se encuentra en la vía de la armonía, y reconocer, que el verdadero enemigo al que tenemos que descubrir y controlar esta en nosotros mismos.

 

            Ante los arrolladores y nuevos cambios sociales que la modernidad traen, los Grandes Maestros conservan en las Artes Marciales lo mas esencial del espíritu, y ven como estas son un extraordinario medio para conservar y transmitir estos valores universales.

 

* Ver orígenes filosóficos.                                

                                                                                  Del libro armonía. MIBU

CLASES DE ADULTOS.

Nuestre escuela te ofrece un moderno y reconocido método que permite que:

                   Los adultos encontramos una actividad que además de proporcionarnos una excelente forma física y un eficaz método de defensa personal también nos aporta disciplina mental, autocontrol, y equilibrio, tanto del cuerpo como de la mente. Y esto conduce a una mayor comprensión y control de uno mismo.

           El entrenamiento de este arte marcial proporciona un desarrollo y mantenimiento óptimo de las todas las cualidades físicas y mentales.

 

 

METODO ESPECIAL DE ENTRENAMIENTO

 INFANTIL Y JUVENIL

 

       Nuestro método de entrenamiento y en el que se forman nuestros hijos está avalado por 35 años de éxito y hace hincapié en la disciplina que permita la preparación físico-atlética y el progreso en estas habilidades atreves del desarrollo de un firme espíritu de lucha que le lleva a alcanzar sus objetivos. A través del autocontrol hacemos que adquiera unos valores que fomenten, la confianza la no agresión y la idea del respeto hacia los demás.
    

      En el aspecto físico el niño mejora la capacidades funcionales y la motricidad, al desarrollar cualidades básicas tales como, la fuerza, el equilibro, la coordinación y la flexibilidad.   

 

      En el aspecto psíquico, aporta un sistema de valores adecuado para la vida en sociedad, fortaleciendo el desarrollo de una personalidad más equilibrada, favoreciendo las capacidades de concentración, desarrollando la autoestima y el autoconocimiento.