El Camino del Guerrero

 

 

              Las artes marciales están relacionadas con la imagen del guerrero, pero hoy la imagen de un guerrero tiene una concepción social más amplia como simbolizando a la persona luchadora que no se rinde ni se deja vencer por los múltiples obstáculos del camino. Una persona justa y equilibrada y no un Quijote que lucha contra enemigos irreales.         Estas técnicas de auto superación que son también utilizadas en el mundo de los negocios buscan desde la perspectiva filosófica y educativa de las modernas artes marciales, definir la imagen del Guerrero como:

 ·  Una persona que vive y transmite valores.

 ·  El Joven que maduran y experimentando unas series de emociones, adquiriendo perseverancia física y mental.

 .  Una persona que defiende sus principios.

 ·  Quien cumple con su deber y realiza su vida de forma positiva para sí y constructiva para la sociedad.

·   Quien se entrena no solo en el plano físico sino también en el mental. Desarrollando armas y técnicas que le permitan combatir y defenderse eficazmente en ambos terrenos.

 

 

 

 

Al principio, no había hombre por nacimiento mejor que los demás, pues todos descendían de un mismo padre y madre. Pero cuando la envidia y la codicia se apoderaron del mundo y el poder se impuso sobre el derecho, ciertos hombres fueron señalados como garantizadores y defensores de los pobres y los humildes.

Lanzarote del Lago,  libro del ciclo de la Vulgata.

Occidente

 

El código de caballería en Europa.

 

        En Europa la participación de los caballeros en las Cruzadas originó la creación en Tierra Santa, de las denominadas órdenes militares y posteriormente, órdenes de caballería. Durante la ceremonia en la que es ascendido por sus superiores al rango de caballero el aspirante solía prestar juramento  de defender una serie de valores recogidos en  el código de caballería, por el cual debían regir sus comportamientos, cosa que no siempre se cumplía. 

 

Ejemplos de valores ideales :

Justicia  
Buscar la verdad  sobre su beneficio personal. La justicia sin templar por la misericordia  trae deshonra. Trataras a tu oponente con el respeto que merece un igual.

 

Valor  
Serás firme y no te retiraras ante el justo conflicto.
El valor no significa arrogancia, sino tener voluntad de hacer lo correcto soportando sacrificios personales.  Tratando a todos con igual merito.

Defensa  
Cuando eran ascendidos a caballeros estos juraban, defender a los más débiles, prestar ayuda a los desamparados si lo solicitan.
 

Fe  
Una fuerte fe les permite la fortaleza para llevar a cabo grandes sacrificios y mantener la esperanza en los momentos de angustia, y único refugio para aliviar sus penas y derrotas  Los actos heroicos hechos por los caballeros eran ofrecidos a Dios ya que no podían jactarse de los logros propios, dejando que eso lo hagan los demás.

 

Humildad   
Reconocen en los otros los hechos de gran heroicidad.  No abusan de la confianza ni del rango que se te otorga.
 

Generosidad  
Para superar la debilidad de la avaricia, los caballeros eran tan generosos como sus recursos permitirían. Ser desprendido lo ayuda a combatir los pecados de gula y avaricia, recorriendo mejor la línea entre la misericordia y la justicia fría. La generosidad hace más fácil discernir cuando sea necesaria una decisión difícil.

 

Templanza  
Sin templanza no se podía mantener el honor. Evita la gula y la vanidad.  Actuará con moderación en sus apetitos sexuales, en el  comer y el beber, en la ostentación de  sus riquezas. Sin templanza no es posible mantener su honor, el cual se halla en el camino del medio parque es una virtud; y las virtudes no se hallan en los extremos.

 

Lealtad  
Los buenos caballeros juraban defender fervientemente sus ideales y respetar a sus superiores.

Nobleza  
La nobleza es la imagen de la cortesía, la honradez y la generosidad. Por eso será honorable y justo en el trato con los demás. Defenderá el honor de aquellos a su servicio y respetando la palabra dada.

Oriente

 

Código Samurai. 

       No es fácil explicar claramente, el papel que desempeña el Zen dentro de las Artes Marciales, el artista busca en un primer momento que el   intelecto no manipule ni  frene  la acción intuitiva. Intuición y acción,  sin injerencias del pensamiento.      

 

           En Japón Yorimoto  con su corte de samurais, termina con las continuas guerras que sangraban al Japón feudal.  Con la nueva paz el budismo-Zen penetra en el mundo de los samurais, y de la fusión de budismo y shintoísmo nace el Bushido o la Vía del Guerrero, y que tendría su influencia en corea en los Warrando.    

 

      El Zen tuvo una gran influencia en la transformación filosófica del espíritu samurái, y en el  Bushido la  Vía del guerrero, que fué el  Código de honor y de comportamiento social confeccionado en el siglo XVII y que sucedía a otro no escrito procedente del siglo XIII. Cuyo primer objetivo era el de civilizar a los Bushi dándoles una formación y educación superior. Estos preceptos fueron adaptados a los nuevos objetivos que para las Artes Marciales se marcaron los Grandes Maestros.

 

             Los Samurais, perseguían la máxima perfección del movimiento,  y  esa incansable búsqueda de la perfección técnica, les aportaba  el  autocontrol personal que era  clave para el autoconocimiento,  la conquista y el desarrollo de si mismo.   Yamamoto Tsunetomo hacia 1716[ii] en su famoso código el Hagakure, recoge que el Bushidô es un código de honor por el cual lo Bushi (y particularmente los samurai) debían observar una severa etiqueta y consagrar su vida y su espíritu a actividades superiores a la del  hombre normal.

 

          El Bushido era el camino a seguir en su vida por el Guerrero Samurai, el mismo se componía de un código de honor a través del cual buscaba la propia elevación moral y la unidad de cuerpo y espíritu. Este les inculcaba a profundizar en el dominio de los sentidos, del autocontrol en cualquier circunstancia, en donde conciencia y acción debe formar una sola cosa, y parte de esta disciplina era el abandono del ego y el desprecio a la muerte.

 

         Bushido se le llama al código moral y ético de los Samuráis, cuya tradición se recogería y mantendría en el Budo que es el camino o vía a seguir por el practicante de las Artes Marciales. Este indica que el Arte Marcial es algo más que un simple método de desarrollo de ciertas cualidades físicas, sino que es un método integral en el que hay que desarrollar tanto la parte física, como cultural y espiritual del individuo de forma armoniosa componiendo una unidad como en el antiguo bushido. Esto se recoge hoy en los más modernos métodos educativos, en los cuales se pretende que el desarrollo del individuo no se centre en un mero amásijo de conocimientos.

 

         Tras la desaparición de los samurais, parte de sus refinados y valiosos métodos como su código de cortesía y ceremonial, desarrollados por la influencia del Zen, fueron heredados y conservados en las distintas Artes.    Fieles a su tradición histórica, las Artes Marciales conservan aún los principios,  gestos de cortesía y actitud de respeto a cuanto rodea el ejercicio de estas disciplinas.   El respeto a estas reglas y valores, es el medio que usan estas Artes para conseguir disciplinar nuestros modales, comportamiento y pensamientos.

         El "Do"  recogido en las nuevas disiciplinas como el "TAEKWO DO"  reflejaba la nueva transformación que se había producía en el mundo de las Artes Marciales, al pasar de burdos sistemás de combate a refinados y sofisticados métodos de desarrollo y crecimiento personal.

 

     

 

         La observación de la etiqueta contribuye poderosamente a crear el clima ideal en el Dochang.  Antes de comenzar la clase y al finalizar se observa un pequeño ceremonial. Tambien hay un par de minutos de silencio en meditación con el objeto de recuperar la calma y la concentración necesaria.

       

  Según las escuelas se suelen tener unas reglas más o menos estrictas, aquí detallamos algunas de las más comunes:   

 

Reglas de cortesía en las Artes Marciales.

 

  1. Ser muy escrupuloso en cuanto al aseo personal,  Dobok, uñas, objetos que puedan herir al compañero, dejar las zapatillas bien alineadas etc.

  2. Al entrar y salir de la sala de entrenamiento se saludará de pie y en dirección al lugar principal de la sala.

  3. Se saludará al Maestro cada vez que nos dirijamos o nos retiremos de él.

  4. Antes de empezar la práctica con un compañero, y al término de la misma ambos se saludarán.

  5. No se debe abandonar caprichosamente la sala durante la clase, si hay alguna razón para hacerlo, solicitará la autorización del Maestro.

  6. Guardar respeto a todos los compañeros sin excepción, recibir de buen grado las explicaciones de los cintos superiores, y evitar corregir al compañero sin no se ha alcanzado un grado de Dan, salvo que lo indique el Profesor.

  7. Ser cuidadoso con el material de entrenamiento, colocándolo en el lugar designado para el mismo.

  8. Cuando se esta fuera de la sala será respetuoso con los compañeros que están practicando, procurando mantenerse en silencio, y si por alguna razón debe hablar, procurar hacerlo en voz baja y respetuosa.

  9. Cuando el maestro manda la practica en parejas, se invita a practicar al compañero más próximo, evitando recorrer la sala buscando a alguien en particular.

  10. Los cintos de mayor rango no deben rechazar la práctica con los de menor grado, o hacerlo sin prestarles suficiente interés.

  11. Fuera de la escuela, se debe reflejar la actitud correcta, a un verdadero practicante educado en estas disciplinas.

  12. Desarrollo cultural adecuado. Formación General y especifica de las A.M.

  13. Ser guardianes y dar ejemplo de las normás de la escuela y respeto a la tradición de las mismás.

  14. Forma de vestir, y aseo personal correcto

 

 

 

 

( MIBU/2000)